Invertir en Bitcoin

Bitcoin es la primera moneda digital descentralizada y posiblemente la más exitosa del mundo. Los usuarios pueden enviar o recibir pagos en bitcoin a través de una red peer-to-peer/persona a persona (P2P), que es compatible con su protocolo blockchain subyacente.  Fue conceptualizado en forma de documento técnico en octubre de 2008 por Satoshi Nakamoto, cuya identidad sigue siendo desconocida hasta el día de hoy. En enero de 2009, Nakamoto envió la primera transacción de diez bitcoins, evento que marcó la génesis de la red Bitcoin y propició la posterior expansión del ecosistema de la moneda digital con la proliferación de otros activos digitales.

Al principio, el propósito de Bitcoin era eliminar muchos de los problemas creados por las transacciones a través de intermediarios financieros, incluidas las costosas tarifas, los largos tiempos de procesamiento y la inevitabilidad de las transacciones fraudulentas. Construido sobre los principios fundamentales de consenso, transparencia e inmutabilidad, su creciente aceptación como método de pago refleja actitudes cambiantes hacia las formas tradicionales de dinero y las instituciones financieras establecidas (por ejemplo, gobiernos centrales y bancos comerciales).

Más recientemente, Bitcoin ha evolucionado para convertirse en la estrella de una clase de activos digitales en aumento. Domina como la red más grande por un amplio margen, representando más de la mitad de la capitalización de mercado general en todas las monedas digitales. Además, sus características han llevado al surgimiento de sus diferentes casos de uso, algunos de los cuales incluyen ser un activo de reserva de valor alternativo al oro  y una posible cobertura frente a crisis financieras globales.